viernes, 8 de febrero de 2013

Exposición Lazcano "Miradas duras, miradas blandas" en el MMO

Todavía se puede ver hasta el domingo 10 en el Museo Municipal de Ourense!!!


La exposición de Lazcano nos acerca al imaginario del artista y a su persona. Es un artista por un lado expresionista, lo cual percibimos muy bien por su pincela espesa y en ocasiones informalista matérico, ya que gusta de experimentar con nuevos materiales en su obra sin cerrarse a los materiales clásicos de la pintura. Podemos observar el empleo del cartón como soporte, o como crea texturas con pastas, arenillas, cenizas, recortes de periódico, pajas o incluso telas. La obra que expone en el museo nos habla sin duda de su fascinación por Goya, ya que cuenta con un número amplio de obras que reproducen a su manera la obra del zaragozano. Pero por otro lado también del contexto donde vive el artista. Vemos las acacias sobre el rio Miño, las cepas de cualquier rincón de nuestra geografía o los montes tanto de Piñor como Toén, lugar en el cual tiene Lazcano su estudio. Sin olvidarnos de personajes importantes para nuestro artista como el Padre Aníbal o el compositor de música jazz estadounidense, Charlie Parker.



Se trata de una exposición muy didáctica no solo para conocer al artista, sino para relacionar su obra con otros artistas como Francis Bacon con el tema de la crucifixión de Cristo tratada en trípticos de un modo grotesco o la deformación de los rostros para dar mayor dramatismo. Con Goya mientras se les enseña a los visitantes reproducciones de los grabados para que estos comprendan la influencia y los desastres de la Guerra de la Independencia Española o con Tapies y toda la Vanguardia Informalista.
Sorprende mucho a los visitantes la dualidad de la obra de Lazcano, como el artista en la primera sala muestra horrores y desastres de la historia de la humanidad, para a continuación observar en la segunda sala una pintura más personal y dulce, que nos acerca al entorno del artista.



Se les explica a los visitantes todo el significado del color y la importancia que este tiene en la obra de Lazcano. “Miradas duras” donde predominan las tonalidades ocres, tierras, marrones, violetas y rojos muy sangrantes en contraste con lo que se encuentran en “Miradas blandas”, paisajes ensoñadores con tonalidades azules y verdes muy relajantes, que nada tienen que ver con las desgracias observadas anteriormente.
Para finalizar añadir que a pesar de ser una obra compleja para los más pequeños, gracias al feedback con la guía y a su curiosidad innata, los niños salen comprendiendo qué es un museo y la extraordinaria obra de Lazcano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario